¿Qué es D&D?

Dungeons & Dragons (D&D) es un juego de rol.

Es un juego de aventuras de fantasía. Creas un personaje, que se une a otros personajes (tus amigos) para explorar un mundo y luchar contra monstruos. Aunque D&D utiliza dados y miniaturas, la acción tiene lugar en nuestra imaginación, donde todos tenemos la libertad para crear cualquier cosa que podamos imaginar.

Para jugar a D&D una persona debe adoptar el papel de Dungeon Master (DM), que es la persona que se ocupará de narrar la historia y arbitrar el juego. El DM crea aventuras para los personajes y narra la acción para los jugadores. El Dm preprara el escenario, pero nadie sabe qué va a suceder hasta que los personajes hacen algo y entonces suceden cosas. Puedes explorar un oscuro subterráneo, una ciudad en ruinas, un templo perdido en las profundidaes de la jungla o una caverna llena de lava bajo una misteriosa montaña. Resuelves acertijos, hablas con otros personajes, combates contra toda clase de monstruos fantásticos, y descubres fabulosos objetos mágicos.

D&D es un juego cooperativo, en el cual tus amigos y tú trabajáis juntos para completar cada aventura y divertiros. Es un juego narrativo, en el que los únicos límites son vuestra imaginación. Tus acciones pueden funcionar o fracasar espectacularmente, pero en cualquier caso habrás contribuido a la historia que se está desarrollando en la aventura, y probablemente te hayas divertido en el proceso.

El juego no tiene un auténtico final: cuando terminais una historia o gesta, podéis empezar otra. Mucha gente que juega a D&D prolonga sus partidas durante meses o años, reuniéndose con sus amigos cada semana para retomar la historia en el punto donde la dejaron.

Tus personajes crecen a medida que el juego continúa.

Cada monstruo derrotado, cada aventura completada y cada tesoro recuperado no sólo es un añadido a la historia que está avanzando, sino que proporciona nuevas habilidades a tu personaje. Este aumento de poder se refleja mediante el nivel de tu personaje: conforme sigues jugando, tu personaje gana más experiencia, aumentando de nivel y dominando aptitudes nuevas y más poderosas.

De vez en cuando, tu personaje puede encontrarse con un terrible final, desgarrado por feroces monstruos o ejecutado por un villano. Pero ni siquiera cuando tu personaje es derrotado, realmente “pierdes”. Tus compañeros puede emplear poderosa magia para revivir a tu personaje, o quizás prefieras empezar uno nuevo para continuar desde donde cayó el personaje anterior. podéis fracasar completamente en una aventura, pero si habéis pasado un buen rato y habéis creado una historia que todos recordarán durante mucho tiempo, todo el grupo gana. Lo que importa en D&D no es ganar niveles y ser el mejor sinó pasar buenos ratos con tus amigos y colaborar entre todos ya que cada personaje tiene un rol diferente, un elfo picaro será más sutil a la hora de pasar inadvertido por delante de un grupo de goblins que si lo hace por ejemplo un enano guerrero, ya que no tiene desarrollada la habilidad de ocultarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: